Ríete y serás una persona saludable!

– Mamá, ¿qué haces en frente de la computadora con los ojos cerrados?

– Nada, hijo, es que Windows me dijo que cerrara las pestañas…

Seguro que este chiste te hizo reir tanto como a mí cuando lo leí.

Hoy vamos a charlar sobre la risa y sus beneficios, ¿sabías que existe una técnica que se llama risoterapia?

La risoterapia es una técnica tendiente a producir beneficios emocionales y mentales por medio de la risa, no cura enfermedades, pero ayuda a lograr energías positivas que ayudan al tratamiento general.

Generalmente, la risoterapia se genera en grupos, en donde se combinan la expresión corporal, la música y la danza con los ejercicios de respiración y los masajes para conseguir una risa natural.

Se genera un ambiente grupal con actitud juguetona e infantil, donde el contacto visual convierte a la risa en real y contagiosa.

Es importante destacar que el cuerpo no diferencia la risa real de la simulada, de todos modos los beneficios se podrán obtener durante el acto de reir.

Para tener en cuenta…

  • Cuando te ries pones en marcha 400 músculos de tu cuerpo.
  •  En ese acto físico, tu cerebro libera las endorfinas, conocidas como hormonas de la felicidad, encargadas de estimular los centros de placer de tu organismo.
  • Actúa como un analgésico contra el dolor y la depresión.
  • Cuanto más grande eres, menos te ríes y, si de pequeño lo hacías unas 300 veces al día, en la edad adulta no llegas a las 30 veces.
  • Tres minutos de risa intensa equivalen a cerca de diez minutos de ejercicio aeróbico.
  • Cuando te ríes de verdad los pulmones pueden llegar a inspirar hasta doce litros de aire, en lugar de los seis habituales,
  • Al reírte fortaleces el corazón,
  • La risa facilita la digestión al hacer vibrar tus intestinos y mejoras el estreñimiento y la apetencia sexual,
  • Reduces la hipertensión aumentando el riego sanguíneo.

 

Actualmente se utiliza mucho la risoterapia en grupos de trabajo, donde se logra desinhibir a los integrantes y lograr mayor cohesión. Se logra un gran beneficio.

Como mencionamos anteriormente esta práctica se utiliza  como complemento del tratamiento convencional de determinadas enfermedades, puede ayudar notablemente en su mejoría. Lo mejor de todo es que  no hay ningún peligro si se superas la dosis.

Compartir en Google Plus

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *