Personas de 120 años en el valle de la juventud

Si tuvieras que imaginar tu lugar ideal para vivir en el mundo, ¿Cuál sería? Te puedo asegurar que después de leer esta nota tu decisión cambiará…

Conocido como el Valle de la Juventud, el país de Hunza se encuentra al norte de la India, formando parte geográfica de Pakistán. Su aspecto es imponente: escarpadas montañas cubiertas de nieve incluso en verano; caminos y puentes en medio de precipicios de miles de metros; torrentes alimentados por los glaciares más grandes del mundo, después de los de las zonas polares. En aquel lugar inhóspito, aislado del mundo, vive un pueblo de poco más de treinta mil ciudadanos.

Desde que comencé a encontrar información sobre este lugar, no paro de sorprenderme, te cuento?

Después de diez años de convivir con el pueblo Hunza el médico inglés Sir Robert McCarrison, fue el primero en realizar un estudio en el lugar sobre la extraordinaria salud física y mental. Pudo comprobar de primera mano que no hubo un solo caso de enfermedades características del mundo occidental.
La conclusión de este estudio exhaustivo de todos los factores que involucran la salud de los Hunzas tales como raza y herencia genética, higiene, alimentación, actividad física, y diversos factores medioambientales, es que su alimentación es el factor clave y fundamental de la vitalidad y longevidad de estas personas, como así también la forma de cultivar con el agregado de abono orgánico.

 

Curiosidades del pueblo

Niño Hunza, imagen extraída de http://bit.ly/1rALBoL

1) El pueblo Hunza tiene un promedio de vida  entre 110-120 años

2) El hombre engendra a los noventa años de edad y las mujeres de setenta años tienen la apariencia de una de cuarenta.

3) Conservan todas sus facultades físicas y mentales; hasta pocos días antes de fallecer.

4) Las personas de más de setenta años recorren hasta cien kilómetros, subiendo y bajando montañas, solo con breves intervalos de descanso, en una sola jornada.

5) Toda la carga se transporta hombros a cuesta; es por ello que los pueblerinos poseen un cuerpo esbelto y no hay obesos

6) Las mujeres hacen casi tanto ejercicio como los hombres, las abuelas recorren más de 20 kilómetros por día subiendo y bajando los caminos.

 

Alimentación, base de su belleza

Secado de frutos. Imagen extraída de http://bit.ly/1trgVrW

La alimentación de los Hunzas está constituida en un 90% por alimentos crudos (para conocer más sobre esta alimentación ingresá a una nota que escribí sobre raw food) y una pequeña parte de alimentos cocinados.

Ingieren granos enteros, toda clase de hortalizas, en especial la lechuga, frutas secas molidas con trigo entero. La fruta más abundante es el albaricoque (damasco) y lo comen durante todo el año, deshidratándolo al sol para consumirlo en el invierno. Consumen leche de cabra, perfectamente agria, y queso sin salar. También comen papas asadas con cascara. El agua que beben es pura, proviene de la acumulación en las montañas.

Nunca han consumido azúcar ni pan blanco, ni otros derivados como pastelería o dulcería, y tampoco conservas envasadas.

Desde su infancia y hasta los tres años los niños se alimentan de la leche materna. El resultado de esta larga lactancia no sólo implica una salud física más robusta, sino a un carácter más estable, debido a un sistema nervioso mejor nutrido y las demostraciones de amor al momento de amamantar como el abrazo, el acuno y el contacto directo entre la madre y su hijo.

Una dieta vegetariana, estar en movimiento constantemente y trabajar les proporcionan a los Hunzas ser felices, estar llenos de alegría y por sobre todas las cosas dejar de lado los nervios, que son el principal referente del estrés.A pesar de ello, el doctor McCarrison atribuye su vitalidad a la forma de cultivar la tierra, en terrazas y con abono orgánico. El cultivo en forma de gradas o escaleras en las laderas de las montañas, hace que en cada una de ellas se sedimenten polvo de roca que la tierra le otorga a la planta junto con los demás elementos y que luego la planta sintetiza en forma orgánica en su propia sustancia y en sus productos, brindando un alimento superior en calidad.

Mujer Hunza. Imagen extraída de http://bit.ly/1tHAvnW

Y ahora ¿Ya pensaste donde queres vivir el resto de tu vida? Si bien no podemos vivir en la India, hay muchas cosas que podemos cambiar.

Ser conscientes de lo que nos rodea es la premisa fundamental en la que me baso para regalarles cada una de mis notas, espero que hoy podamos hacerlo todos!

Buena vida!!

Compartir en Google Plus

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *